Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 16 el Mar Jul 03, 2012 10:57 pm.








Últimos temas
» Autumn Invision {Afiliación Normal}
Miér Ago 29, 2012 5:45 pm por Invitado

» Ausencia, no hagan travesuras sin mí c:
Mar Ago 21, 2012 6:21 am por Zack J. Turman

» Dark Hunters
Dom Ago 19, 2012 4:13 pm por Invitado

» Andorthel | Sólo tú tienes el poder { Af. Normal Aceptada }
Miér Ago 15, 2012 7:43 pm por Invitado

» Ausencia, ¡me voy con los monstruos!
Lun Ago 13, 2012 11:37 pm por Dick Head

» Can't stop moving { Afiliación normal || New forum!!!! }
Vie Ago 10, 2012 2:31 pm por Invitado

» Des Plaisirs Occultes {Normal}
Miér Ago 08, 2012 10:26 am por Invitado

» The nefilim world
Miér Ago 08, 2012 6:57 am por Invitado

» Sapienza University / Foro Recien Inagurado / A.Normal
Vie Ago 03, 2012 9:31 pm por Invitado


Compañeros
LoveDaze! TourPhotobucket
Image and video hosting by TinyPicClash of Kingdoms
Image and video hosting by TinyPic
Titanic RPGImage and video hosting by TinyPic
7th & Spring

We're doing well, living here in hell. | Abbey & Keynett

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

We're doing well, living here in hell. | Abbey & Keynett

Mensaje por Keynett A. Destrean el Jue Jul 05, 2012 3:29 am

Keynett pasó el retazo de tela de un color grisáceo —que antes solía ser blanco— sobre la barra por algo así como la centésima vez en el día y soltó un suspiro. Recargó el codo en la barra e hizo de su mano un puño, colocando su mejilla sobre éste y mirando el lento y mecánico vaivén que su mano creaba con el paño sobre la ya reluciente barra. Se inclinó sobre la barra y dejó que su aliento caliente creara un círculo grisáceo en la barra y luego lo limpió con el pañuelo.

Ugh —Dijo entre dientes y rodó los ojos.

El día había sido aburrido y todavía era temprano, al rededor de las 6:00 p.m., por lo cual las bandas todavía iban a tardar un rato en llegar y llenar el lugar con nuevas canciones, notas saliendo de los amplificadores, directamente de los dedos de los músicos y letras siendo cantadas al micrófono, resonando en todos los rincones del Hard Rock Café y haciendo que sus clientes movieran sus cabezas al ritmo de la música. Keynett amaba esa parte del día, cuando las bandas tocaban y él podía mirarlos, fascinado, hasta que uno de los chicos que también trabajaba allí le llamaba la atención y le recordaba que estaba trabajando y no era una groupie más. Keynett sólo rodaba los ojos, sonriendo divertido, y se ponía a atender sus mesas.

La vista de Keynett se centró en la puerta y empezó a soñar despierto por unos momentos, hasta que la puerta abriéndose y una chica de cabello rubio entró en el café. Keynett se sacudió fuera de su ensueño y concentró su vista en la chica. Era pequeña, delgada, bonita y seguramente la había visto alguna vez en la ciudad, pero no podía recordarlo muy bien. Se pasó una mano por el cabello y bajó la vista hacia la barra, fruciéndole el seño a su reflejo. Cuando notó a la chica tomar asiento en una de las mesas cerca de la barra, se movió de aquél lugar por primera vez en lo que parecía habían sido semanas. Caminando grácilmente y tarareando una melodía que se le había pegado de la noche anterior que había tocado una de las bandas locales, tomó una carta del buró con una de sus manos y empezó a tamborilear los dedos rítmicamente sobre ella con la otra, caminando hacia la mesa donde la chica se había sentado. Sin embargo, en su camino allí, se golpeó levemente la cadera contra una de las mesas que había en el camino y se llevó una de sus manos hacia el lugar donde se había golpeado, sonrojándose levemente y bajando la mirada para ocultarlo, esperando que nadie lo hubiera notado. "No más bailar mientras caminas, Key", se dijo a sí mismo.

Cuando llegó a la mesa donde la chica estaba sentada dejó la carta sobre la mesa silenciosamente y le dedicó una sonrisa cálida que se curvó un poco en las comisuras al notar quién era, ya de cerca. Seguramente tenía que haber estado seriamente metido en su ensueño para no notar aquél cabello tan particular.

Buenas tardes —Dijo, juguetón y con un tono serio, buscando en el mandil que llevaba colgado suelto sobre las caderas por su pequeña libretita y una pluma— ¿Lo mismo de siempre? —Alzó la mirada hacia Abbey con una sonrisa amigable, sosteniendo la libretita y la pluma en una de sus manos, listo para anotar la orden.
avatar
Keynett A. Destrean

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 04/07/2012
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We're doing well, living here in hell. | Abbey & Keynett

Mensaje por Abbey M. Holland el Lun Jul 09, 2012 4:29 am

El apartamento estaba vacío. Ya todos se habían dispersado para hacer sus propios rituales pre-concierto. Esa noche tocarían en el Hard Rock, uno de sus lugares predilectos para presentarse y era en esos casos especiales que los miembros de Timmy's Revenge de separaban para cumplir distinto rituales, como les gustaba llamarlos, que los ayudaba a prepararse para un concierto, para sacarse un poco los nervios. Abbey tenía uno particular, del cual sus compañeros de banda no estaban enterados. Se colocó las pantis negras, la pollera de cuero y la musculosa rosa con cuello de tortuga. Sacó la aspiradora de su caja, colocó el CD de Queen en el equipo de audio y seleccionó la canción 'I Want To Break Free'. En cuanto la canción comenzó a sonar, enchufó la aspiradora y comenzó a moverse por todo el apartamento, imitando los movimientos de Freddy Mercury en el video y cantando la canción a todo pulmón, interrumpiendo la letra de tanto en tanto para echarse a reír. Era probablemente una de las cosas más estúpidas que había hecho en su vida, pero se divertía y se desinhibía, lo que le servía mucho antes de tocar. Enfrentarse a un público, por más pequeño que fuera, no era algo fácil, por lo que siempre intentaba hacer ese tipo de cosas, estúpidas y ridículas que le ayudaran a deshacerse de cualquier tontería que pudiera darle vergüenza. Imaginó el rostro de sus amigos si llegaban a verla de esa forma, lo que sólo sirvió para que sus risas se incrementaran aún más. Probablemente se burlarían de ella por el resto de su vida, aunque no era algo que le preocupara demasiado. Continuó bailoteando con la aspiradora por el resto de la canción, inventando movimientos ridículos e incapaz de acallar sus propias carcajadas. No había duda que a la muchacha le gustaba reír, especialmente si le tocaba reírse de sí misma.

Cuando la canción finalizó y la casa estuvo relativamente limpia, decidió que era hora de seguir su rutina pre-concierto. Se cambió la falda por un par de jeans entubados, rotos en las rodillas y la musculosa por una remera de Sex Pistols unos cuantos talles más grandes. Se arregló el maquillaje, tomó su skate y salió del apartamento, no sin antes darle de comer al pequeño cachorro al que le gustaba tratar como su hijo. Una vez en la calle, se montó a su patineta y comenzó a deslizarse directo hacia el Hard Rock. Le gustaba estar en el lugar desde antes, observar el ambiente, planear movimientos en el escenario. Era muy perfeccionista para muchas de esas cosas por lo que un momento para analizar con tranquilidad el lugar nunca le venía mal. En el camino permitió que el viento le acariciara el rostro, con su sonrisa perpetua saludó a algunas personas conocidas que se cruzaba, sintiendo cómo el buen humor iba aumentando en ella a cada segundo que pasaba. En ese momento, montada en su skate horas antes de un concierto, era una persona feliz. Eran las pequeñas cosas que la hacían sonreír.

Finalmente llegó a la puerta del Hard Rock sintiéndose una persona nueva. Se colocó el skate bajo el brazo, saludó al guardia con una dulce sonrisa y entró, quedando impactada por el lugar, como siempre. Caminó por un pasillo lleno de posters de Nirvana, The Ramones, Guns 'n' Roses, Jimi Hendrix y muchos otros grandes músicos. Le abrumaba tener que tocar entre los fantasmas de tantas leyendas, no podía deshonrar la memoria de aquellos que habían hecho del rock una filosofía de vida. Al llegar a la sección de las mesas, se ubicó en una cercana al la barra, mientras observaba todo con cuidado. Su imborrable sonrisa se extendió al ver a Keynett acercarse entre las mesas y no pudo evitar reír un poco al verlo golpearse por accidente. Otra de las razones por las que le gustaba ir al Hard Rock, tenía la oportunidad de ver a aquel muchacho que tan bien le caía.
- Buenas tardes -respondió con el mismo tono de voz empleado por el chico, sonriendo entretenida-. Sí, lo de siempre. Helado de vainilla mezclado con Fanta, ¿cuántas personas te piden eso? -volvió a reír con timidez. Hasta para comer era extraña, pero nadie sabía lo increíble que era esa combinación hasta que la probaban.

_________________

wasting the youth

while being young and useless!
are you still mine?:
avatar
Abbey M. Holland

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 21/02/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.